ADVERTENCIA

Este blog incluye varios links a sitios porno. Estos sitios los visito frecuentemente y me consta que son seguros y a lo que más llegan es tirar unos popups ofreciendo leseras cuando uno aprieta PLAY o hace click en alguna parte de la ventana. Tú simplemente ciérralos y disfruta tu video en paz. Si tu computador hace otra cosa que te asuste, cierra todo y me avisas para tomar ver si es necesario corregir algo.

martes, 21 de septiembre de 2010

Comiendo duraznos maduros


Uno de los misterios más insondables para uno que es hombre (aunque para muchas mujeres también, seguramente), es la personalidad sexual de una vagina. A diferencia de un pene, que casi cualquier cosa que le hagan la va a encontrar rica, la intimidad femeninas resulta ser un objeto substancialmente más complejo en estructura y funcionamiento y demanda, claramente, mucha más atención y cariño del que la mayoría de los hombres (y muchas mujeres, lo más probable) estamos inicialmente dispuestos a dedicarle.



En los links que ofrezco más abajo, se entregan una buena cantidad de recomendaciones y datos que nos podrán ayudar a tratar las conchitas de nuestras parejas con el celo y la dedicación que se merecen. La curva de aprendizaje es alta y, si les interesa aprender, tendrán que armarse de paciencia y disciplina. Los beneficios, claro está, superan con creces el esfuerzo. Pocas cosas hay más hermosas y sexy que ver a una mujer tener un orgasmo y mucho más cuando uno no solamente ha hecho el mérito sino que ha puesto a su pareja del momento en el centro de la atención. Verlo desde abajo y sentirlo en la propia boca (y dedos si es el caso), no hace sino agregarle gracia al asunto.

Si les da paja leer los artículos o ver los videos (en cuyo caso no se qué hacen en este blog), los puntos esenciales a tener en consideración, según estas fuentes, son:
  1. Lubricación, lubricación, lubricación. Como casi todo en materia sexual, nada se puede hacer en seco.
  2. El clítoris no lo es todo. Una conchita está diseñada para disfrutar caricias y langueteos en todas partes.
  3. Las vaginas aguantan mucho más de lo que uno se imagina los tironeos y los apretones.
  4. Todas las mujeres son distintas y sus conchitas, por lo tanto, también. Hay que alternar todo tipo de caricias, velocidades y presiones y poner atención a qué funciona más con la que tienes al frente.
  5. Comerse una conchita es eso, comérsela, como si fuera una fruta. Tratar de usar la lengua como vibrador es cansador para uno y bastante menos estimulante de lo que uno se imagina.
  6. La lengua y las manos no pueden hacer lo que hace un pene o un buen vibrador. Tratar de hacer lo mismo que podría hacer un pene con dedos y lengua es desperdiciar las interesantes posibilidades técnicas que estos tienen de por sí.
  7. Un buen cunnilingus  implica tiempo. Pasar tiempo atendiendo una vagina implica resistencia. Aunque suene ridículo, no es mala idea ejercitar la musculatura del aparato chupador (boca y la lengua) para ganar resistencia.
Y eso, con esos principios en mente, con las ganas de apreder y con la lengua bien mojada, les sugiero consumir el siguiente material educativo.
________________________________________________________________________
  • Un buen par de artículos en español para iniciar la exploración de la conchita de tu compañera las puedes encontrar en estos dos links:
Ir a Una Guía para el Sexo Oral en The-Clitoris.com
Ir a Cunnilingus - Sexo Oral en The-Clitoris.com

  • En inglés, SexInfo 101 siempre la lleva. El link los lleva a los aspectos básicos y algunos ejercicios. De ahí pueden pasar a técnicas más avanzadas.   
Ir al artículo Cunnilingus I-The Basics en SexInfo101.com


Si son más bien personas que aprenden mejor visualmente (que es una buena excusa por si los pillan viendo el video), pueden chequear estos dos videos demostrativos. Los dos son con mujeres haciendo la pega porque, seamos francos, son las que de verdad saben de qué se trata.
  • Primero, Nina Hartley, un clásico en vida del porno norteamericano, nos explica cómo es la cosa (literalmente) con una rica Sunny Lane de modelo. Si no saben inglés, baste con explicar que, según Nina, las vaginas son "sturdy", es decir, resistentes, hay que tratar el clítoris como si fuera un pene pequeño, no como un botón de pánico y, al usar la boca, hay que imaginarse que uno se está comiendo un durazno maduro.  
Ver el video en XHamster.
  • En este otro clip, una señora le explica a su lola las distintas cosas que se pueden hacer con su conchita. La situación es chanta y mal actuada, pero una vez que se ponen manos a la obra es un buen momento para poner atención. Si no saben inglés, importa poco, las imágenes hablan por sí solas.
Ver el video en XHamster.

5 comentarios:

Lady of the Cats dijo...

Interesante material de estudio.
Nota mental: difundir entre mis amigos, en particular hombres (aunque conozco un par de mujeres que les interesaría también xD)
Lo de "siempre pensando en sexo", es una sátira, o es literal? :P

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Daniel Muñoz Acevedo dijo...

1. Estudie no más. Hace bien pa'l espíritu.
2. Difunde, difunde. Y que se subscriban, se hagan seguidor@s, de todo.

ofadown21 dijo...

lo acabo de encontrar y los sigo muy bueno

Daniel Muñoz Acevedo dijo...

Gracias ofadown21 y bienvenido!!

Publicar un comentario