ADVERTENCIA

Este blog incluye varios links a sitios porno. Estos sitios los visito frecuentemente y me consta que son seguros y a lo que más llegan es tirar unos popups ofreciendo leseras cuando uno aprieta PLAY o hace click en alguna parte de la ventana. Tú simplemente ciérralos y disfruta tu video en paz. Si tu computador hace otra cosa que te asuste, cierra todo y me avisas para tomar ver si es necesario corregir algo.

martes, 14 de septiembre de 2010

Las bicicletas te dejan lacio



Que el boxeo, el fútbol o algún deporte de contacto extremo te hiciera correr el riesgo de quedar impotente, eso lo tenía claro hasta hoy día (cuando pienso en kickboxing junto las piernas como acto reflejo (y tengo razón, vea este video). Que algo tan inocente como andar en bicicleta pudiera revestir riesgos a la zona en cuestión, simplemente se salía de mis cálculos. Y sí, no es que uno le tenga que sacar el asiento para que sea peligroso, como el chiste fácil pudiera indicar. Por el contrario: en el asiento está el peligro. 


Lo que yo tenía entendido era lo contrario, de hecho. Había leído cuando chico que los ciclistas son más potentes simplemente porque con el asiento dándole al perineo (el camino entre el escroto y el ano (runway, en inglés coloquial)), generaban suficiente musculatura como para mantener una buena erección y, claro, por más tiempo. Hasta ahí todo bien. Cada vez que salía en bicicleta, sentía que me acercaba un poco más a mi carrera alternativa de actor porno.


Hasta que, claro, aparecen estas informaciones sobre un estudio conducido por Irwin Goldstein, Director del San Diego Sexual Medicine del Alvarado Hospital. Los estudios del Dr. Goldstein sugieren que, si bien la musculatura perineal se desarrolla más que en el resto de los mortales, también es cierto que la presión del asiento en la zona de la ingle atrofiar la capacidad de irrigar sangre, puesto que reduce o, muchas veces, corta la circulación sanguínea al ejercer presión sobre la arteria. La observación simple con la que dieron pie a estos estudios es que la actividad ciclística prolongada de los policías ciclistas en San Diego parecía provocar frecuentes episodios de entumecimiento de la zona genital. Goldstein se puso entonces a seguir a estos modelos de virilidad y medir su presión sanguínea peritoneal y calcular su capacidad de erección nocturna. La evidencia del Dr. Goldstein indicaría que el uso frecuente de la bicicleta estaría relacionado con una disminución progresiva de la función eréctil nocturna.


Y, puesto que la presión en la ingle es la misma entre hombres y mujeres, no resulta para nada sorprendente que las mujeres cicleteras también sufran a la larga de alguna complicación. Estudios realizados en la Universidad de Yale por el equipo de Marsha K. Guess, M.D. así lo indicarían. Aunque en este caso se remitiría a una disminución de las sensibilidad genital y sucedería con cicleteras más competitivas que hagan onda más de 15 km de bici a la semana.


Dicen los estudio, en todo caso, que el problema es evitable si uno cicletea de manera "inteligente". Esto significa, en la práctica, un asiento sin punta, como el de la foto. Lo que es yo, me alegro de haberme metido en el mundo de los corredores. O por lo menos hasta que alguien descubra que con el impacto se te caen los testículos o algo así. A cruzar los dedos.

Como con toda noticia científica, la información para el pueblo es poca y de mala calidad. Si googlean encontrarán más o menos el mismo artículo en diarios y blogs que se cortan y pegan entre ellos sin agregar mucho, la verdad. Su bloggero estrella, sin embargo, les ofrece la siguiente selección de links para que se informen con la mejor información posible. Si hay algo rasca en la vida es decir algo interesante y después citar a la "internet" como fuente. No sea rasca Ud., entonces. Si le interesó el tema, revise estos links a los artículos científicos mismos (uno entero, incluso), páginas comerciales de verdad y blogs de gente que trata el tema en serio.

 
Link 1: Para mayor información, la noticia explicada en un blog de ciclistas (en español).
http://blogs.canalciclista.com/index.php/repecho/2005/11/17/la_bici_nos_puede_hacer_impotentes


Link 2: para los nerds, uno de los papers del Dr. Goldstein para el Journal of Andrology (en inglés, obvio).

http://www.andrologyjournal.org/


 

Link 3: modelos de asientos amistosos con nuestros penes (en inglés)

http://www.spongywonder.com/


 




Link 4: Informe del Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de Cicinatti, donde se discute el tema en general de los peligros del sillín con punta para la ingle en hombres y mujeres (en español).

http://www.cdc.gov/spanish/niosh/docs/wp-solutions/2009-131_sp/


 

Link 5: Link al abstracto del paper de Guess et al sobre disminución de la sensibilidad y función sexuales en las mujeres (nada como un buen Resumen para decir que uno se leyó el artículo)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1743-6109.2006.00317.x/abstract

2 comentarios:

Lady of the Cats dijo...

Oh que precupante. Y yo que siempre defendía la bicicleta como un medio de transporte "perfecto" (no contamina, no gasta y te hace hacer ejercicio) pero veo que nada es perfecto en esta vida. Too good to be true :/

Daniel Muñoz Acevedo dijo...

Pero ojo que la noticia corre para los que andan lo que se llama todo el día en bicicleta. Si la sacas para pasear de vez en cuando, en teoría, hasta te ayudaría a mejorar la musculatura perineal.
Y eso siempre tiene sus ventajas ;)

Publicar un comentario