ADVERTENCIA

Este blog incluye varios links a sitios porno. Estos sitios los visito frecuentemente y me consta que son seguros y a lo que más llegan es tirar unos popups ofreciendo leseras cuando uno aprieta PLAY o hace click en alguna parte de la ventana. Tú simplemente ciérralos y disfruta tu video en paz. Si tu computador hace otra cosa que te asuste, cierra todo y me avisas para tomar ver si es necesario corregir algo.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Mitos del sexo 1: El pez del dolor


Este posteo no es, en estricto rigor, de sexo. Pero asumo que si tiene que ver con un pene, puede meterse a la categoría. Aunque sea a la fuerza. Y a propósito de meterse a la fuerza…

Asumo para este posteo que han escuchado más de una vez la historia del pececillo que sigue los rastros de ácido úrico en las aguas del Amazonas y que, si ese rastro es del chorro de pipí de un caballero lo sigue y se mete en su uretra. También deben haber escuchado que el muy maldito tendría garfios que se agarran de la piel interna, la desgarran y se quedan bien firmes. Y no solo eso, sino que además el bichito se alimentaría de la sangre que producen sus heridas (pescadito parásito, más encima) y con eso engordaría y simplemente se quedaría atascado y muy cómodo en su canal/casa.


Pues bien, todo eso es cierto. El bicho se llama Candirú y hace exactamente lo que siempre me dijeron que hacía y yo jamás me lo compré. Dicen que los aborígenes del Amazonas preparan unos tecitos que hacen que se le disuelvan los huesos al pescadito y con eso se deshace uno de él. La medicina occidental opta por meter cuchillo y sacarlo mediante la fuerza pública.

Nada más que decir. He aquí la foto del bribón haciendo su maldad y asomándose para saludar. Candirú, lectores; lectores, Candirú.




  Ahora que se conocen, pueden cachar algo más de él en los links que les ofrezco a continuación.

  • Un informe de una operación relativamente reciente a una víctima del candirú en el Arquivos H. Ellis del 2004. (En Portugués) (Descargar documento en PDF)
  • Imágenes en vivo del Candirú mientras ataca a un pescado y después a un indio amazónico. El segundo es una dramatización, obvio. Si te aburres, sugiero detener el clip en cualquier parte entre el minuto 2:01 y 2:08, donde se muestra la cara del indio sufriendo dolor agudo. Entre los gestos y el agua, se forman las medias caras. (Ver video en YouTube)
  • Aquí están las mismas imágenes, pero en vez de finalizar con una mala actuación de dolor, el clip termina con una imagen interna de un pescadito metido en la uretra de un desafortunado meador. (Ver video en YouTube)
  • Una buena e informada explicación, como solo The Straight Dope puede hacerlo. (En inglés) (Ir al artículo de The Straight Dope)

  • Finalmente, no confundir al Candirú con otra cosa que también le llaman Pez Pene (penis fish) y que, aparentemente, le hacen chupete los Koreanos. Lo más probable es que les de asco, se los advierto. Pero al menos les puede servir para sacarse la sensación sugestiva de dolor en la entrepierna. A mí me sirvió. (Ver video en Youtube)



  • 2 comentarios:

    sinpecasnohayparaiso dijo...

    oye pero te pusiste HARDCORE...no es una queja...

    Daniel Muñoz Acevedo dijo...

    Bueno, el sexo es hardcore, pos.

    Publicar un comentario